Loustau relanzó su campaña y ahora intenta confrontar con el kirchnerismo

Shares

Con el primer puesto dado por perdido en manos de Elisa Carrió, el espacio que lidera Martín Lousteau se puso un objetivo claro para las elecciones de octubre: vencer la polarización y recuperar el segundo lugar que obtuvo en las elecciones de 2013 y 2015, cuando compitió por los frentes UNEN, primero, y ECO, después. Para Evolución, el kirchnerismo no puede volver a quedar segundo.

“Compartimos la importancia de dejar atrás el pasado. Lo compartimos con la enorme mayoría de los argentinos. No pueden representar la igualdad los que ocultaban los datos de la pobreza. No pueden hablar de modernidad los que nos aislaron del mundo. Estamos convencidos de otro camino”, sostuvo el ex embajador en Estados Unidos durante el relanzamiento de la campaña, que tuvo lugar ayer en un diminuto teatro del barrio porteño de Balvanera.

En un acto en el que responsabilizó a la polarización por los resultados de las PASO, cuando obtuvieron el 13% de los votos, Lousteau convocó al “cuarto de millón” de votantes que eligieron su espacio para “contagiar a todos los demás” y crear así “un movimiento de fanáticos del no fanatismo”.

Para el ex ministro de Economía, una victoria sobre Daniel Filmus (Unidad Porteña) sería “una buena elección para la ciudadanía” porque fomentaría debates de temas que no integran la agenda de los principales espacios.

“El pasado ha demostrado que cuando ECO o UNEN tuvieron volumen en la ciudad, las discusiones fueron mucho mejores. Salieron temas de los que Pro y el kirchnerismo no hablaban, como el juego, el estado del sistema de salud, la urbanización de villas y el acceso a la vivienda”, señaló.

Austeridad

Lejos de los bombos, los cánticos y la multitud que asistió al lanzamiento formal de la campaña antes de las primarias, el evento de ayer fue austero y breve, sólo con presencia de los candidatos, equipos técnicos y la prensa. No hubo militancia.

Delante de tres pantallas que estrenaron el eslogan “Tranquilidad para construir el futuro”, Lousteau compartió escenario con la segunda candidata a diputada nacional, Carla Carrizo -que busca renovar su banca-; con la primera candidata a legisladora porteña, Débora Pérez Volpin, y con el nuevo jefe de campaña, Roy Cortina. Detrás de ellos, el resto de los candidatos escuchó los discursos.

El socialista fue uno de los más contundentes en su disertación. Cortina pidió que no se “disperse” el voto, pues eso “suele ser funcional al crecimiento del pasado”, representado en el kirchnerismo.

“Entendemos que es razonable la preocupación de los porteños y de muchos argentinos de que el pasado pueda volver. En las PASO se demostró que el pasado volvió en segundo lugar. Necesitamos empujar la alternativa que es Evolución para poder avanzar en el cambio y hacer que el pasado quede bien atrás”, sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *