La Legislatura CABA homenajeó al Dr. Oscar Andrés Capurro

Shares

El lunes se realizó en la biblioteca Esteban Echeverría de la Legislatura Porteña un homenaje a pediatra Oscar Capurro por su trayectoria dedicada a la medicina pediátrica y al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. El homenaje fue organizado por el diputado Claudio Heredia del Bloque Peronista quien llevó la iniciativa al Recinto y fue votado en forma unánime.

Del panel participaron el diputado Heredia, el Dr Héctor Freilij, director de la revista del Hospital Gutiérrez e integrante del Programa Nacional de Chagas y el homenajeado quien porta un nutrido curriculum vitae.

El diputado Claudio Heredia dio apertura al homenaje diciendo que dicho acto “era un pequeño acto de justicia por reconocer la trayectoria y el compromiso de un médico formado por la Universidad Pública quien siempre estuvo presente con su trabajo y vocación para los más necesitados y desprotegidos”.

Luego el Dr. Freilij, colega y amigo de Capurro, brindo un discurso emocionado donde detalló parte de su formación, de los 25 años en el hospital de Niños y de su historia de vida. El Dr. Capurro nació en Bolivar, padecía asma y por eso su familia buscaba los lugares con mejores climas y médicos para hacerlo atender más allá de ser una familia humilde de recursos limitados. Se recibió de médico gracias a una beca otorgada por Risieri Frondizi, rector de la Universidad de Buenos Aires y el Dr. Florencio Escardó fue uno de sus profesores con el que cultivó una gran amistad. También tuvo a otro grande de la medicina como maestro, el Dr. Carlos Gianantonio quién lo marcó por su humildad y entrega. Oscar Capurro lleva una vida ligado no solo a la medicina, sino que a través de ella al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde es admirado y querido pero donde también sufrió los sinsabores de la época de la dictadura militar cuando fueron conculcados sus derechos.

A su turno, el homenajeado destacó a cada uno de sus referentes e hizo mención especial a su esposa quien lo ha acompañado y ha sido sostén de su carrera. “Mis padres siempre confiaron en mi aunque yo era un niño enfermo”, comenzó diciendo Capurro frente a su familia y colegas presentes. “Los médicos y médicas siempre tienen alguien al lado”, dijo mirando a su esposa y mencionó la importancia de formar equipos multidisciplinarios, “No hay jefe sin equipo. Lo maravilloso del hospital es que se renueva el conocimiento todos los días trabajando en forma conjunta”. Por último, destacó algunas enseñanzas de sus maestros donde destacó la importancia de estar donde los niños más necesitados requieren asistencia. Asi contó la epidemia de diarrea en una Villa de San Telmo como parte de su formación. Capurro es reconocido por su compromiso permanente con los sectores más vulnerables.

Para finalizar se entregó la plaqueta de la Legislatura de la CABA que reconoce su trayectoria.