Unidad Ciudadana incorporó modificaciones al Código Electoral porteño

Shares

El jefe del bloque, Carlos Tomada, destacó las modificaciones propuestas por Unidad Ciudadana en relación al proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo, y en ese sentido, señaló que  respecto a una eventual incorporación de tecnología en el sistema de votación “se deja taxativamente claro que siempre tiene que existir un soporte en papel”.

Asimismo, hizo especial hincapié en la lucha del movimiento de mujeres para obtener un rápido consenso a la paridad de género en las listas y resaltó la importancia que el Tribunal Electoral sea un organismo de integración permanente. “Estamos saldando una deuda con la Constitución de la Ciudad”, afirmó.

Por su parte, Mariano Recalde sostuvo que “nosotros ya somos críticos de la incorporación de tecnologías en la emisión del voto porque han demostrado su falibilidad y la posibilidad de que se altere no solo el secreto sino la voluntad del votante”.

“Este Código incorpora elementos que permiten dar mayor seguridad: se garantiza el soporte papel que antes no estaba y que obligatoriamente sea depositado en una urna”, explicó el legislador.

“Además, logramos quitar la posibilidad de que las personas jurídicas –las grandes empresas y corporaciones, los contratistas del Estado- puedan hacer aportes al financiamiento de campaña de los partidos político, y dejamos claras las atribuciones del Instituto de Gestión Electoral y el nuevo Tribunal Electoral, para que la designación de autoridades de mesa no queden en manos del Poder Ejecutivo”, concluyó.

Paula Penacca profundizó sobre la cuestión de los migrantes y sostuvo que “es importante poder facilitar y profundizar una esfera de derechos que les ha sido sistemáticamente negada y que consideramos estratégica y fundamental para combatir la xenofobia, la discriminación y el racismo: los derechos políticos y, con ellos, el acceso pleno a la comunidad política. Estos derechos son un antídoto contra la xenofobia”.

Sin embargo, Penacca cuestionó la falta de voluntad para la implementación del empadronamiento automático en las próximas elecciones, y que el nuevo Código no garantiza que se respeten los circuitos electorales en donde los mismos residen. Por último, denunció que “se ha desoído un reclamo fundamental de la comunidad migrante, el derecho a ser elegidos.”