Diputados provincia: discusión adentro del recinto y represión afuera

Shares

La cámara Baja bonaerense no quiere pasar inadvertida en una jornada donde el Senado y el Congreso Nacional marcaron el pulso de la agenda informativa. Ni bien comenzó la sesión, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana-FpV manifestó su preocupación porque la sesión se llevara adelante “en un contexto de represión contra los trabajadores, manifestantes y diputados por ir a protestar contra el paquete de leyes antipopulares que se incentivan desde el Gobierno”.

“No naturalicemos que se sesione en una Legislatura que está vallada desde Plaza Italia”, agregó y convocó a los diferentes bloques que repudien la situación.

Tras ella, el diputado que preside el bloque PJ Unidad y Renovación, Julio Pereyra señaló que “no se puede hacer oidos sordos a lo que está pasando en Capital donde los temas que no podíamos resover a través de un decreto se resolvían a palazos” y se sumó al repudio. Lo mismo hizo a diputada Patricia Cubría (FpV-PJ) que además abogó por “no demonizar a los manifestantes populares”.

Guillermo Kane del Frente de Izquierda aseveró: “Mientras sesionamos siguen reprimiendo en el Congreso, llegan noticias de decenas y decenas de heridos” y agregó: “Repudiamos la represión pero saludamos al pueblo que propinaron esta derrota política y le decimos a la gobernadora Vidal que hay varios miles de manifestantes más que se acercaron a La Plata y vieron todo vallado y lleno de Gendarmería”.

En ese sentido, Kane también pidió levantar la sesión “para ir a buscar a los compañeros detenidos a las comisarías” y propuso que no haya quórum.

Acto seguido, el diputado de Cambiemos Matías Ranzini dejó de lado la temática de repudio para abocarse a la orden del día, continuando con total naturalidad la sesión y buscando tratar la extensión de la Emergencia en Seguridad. Pero esa actitud detonó al resto de los bloques que buscaban que no se corra el eje del tema “represión” y en ese punto comenzó a caldearse la discusión.

En efecto, Saintout hizo uso de la palabra y afirmó. “Queremos que se levante la sesión y que se vote en forma nominal si es que vamos a estar acá o en la calle junto al pueblo”. En paralelo, un grupo de militantes acompañados por el intendente de Ensenada, Mario Secco, se metieron en el recinto exhibiendo cartuchos de balas de goma y pidiendo que se levante la sesión.

Pero la postura de Cambiemos no daba el brazo a torcer. Maximiliano Abad quien hacía su debut como presidente del bloque retomó la alocución del oficialismo e insistiendo en seguir con el tratamiento de los proyectos: “Nosotros tenemos un acabdo listado de temas para votar hoy, yo puse en votación, el tema 1 sobre tabla y se habilitó el tratamiento”, aseveró.

Fue ahí cuando el Frente Renovador, en boca de Ricardo Lissalde dio su postura y replicando el discurso de la ancha avenida del medio volvió a diferenciarse de kirchneristas y macristas ya que si bien repudió la represión, sostuvo que era necesario seguir sesionando ya que “nosotros votamos la prórroga de la sesiones ordinarias con un listado de temas acordado en labora parlamentaria, estamos acá para trabajar y expresar nuestras ideas, el Parlamento de la Provincia es distinto al de la Nación, si no quieren dar el debate que quieren dar no pongan excusas porque si nosotros nos levantamos y nos vamos, no cumplimos con nuestra tarea, no nos vamos porque tenemos una extensa tarea en la Cámara”, postuló.

Acto seguido, se dictó un cuarto intermedio que continúa hasta la actualidad. Mientras los presidentes de cada bloque resolvían como continuar la sesión se comenzaron a suceder cruces entre los militantes que habían entrado con Secco a la cabeza y algunos diputados de Cambiemos. Dentro de este ida y vuelta, Abad fue el legislador oficialista que se prendió en el cruce de acusaciones cuando clarito se lo escuchó interpelar a uno de ellos diciéndole: “Tomátela, ¿a quien te comiste vos? Andá a Ezeiza”.

En el mientras tanto de la sesión, manifestantes que se expresaban en contra del paquete de leyes envíado por Vidal a la Legislatura bonaerense fueron reprimidos por gases lacrimogenios arrojados por la Caballería. Esos cartuchos sumados a los de bala de goma fueron los que el jefe comunal K de Ensenada exhibió en el recinto.