La brutal represión a la diputada nacional Mayra Mendoza

Shares

En medio de una jornada de extrema tensión, el oficialismo se aprestó a tratar sobre tablas el proyecto de reforma previsional.

En la calle desde temprano, se vivió un día de furia. En la jornada del día anterior, la diputada Victoria Donda de Libres del Sur fue lastimada en pierna. También el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso fue atacado por canes de policía y recibió un impacto de bala de goma en el abdomen.

Minutos pasados el mediodía, y cuando la sesión aún no estaba iniciada el diputado nacional del FPV, Matías Rodríguez, perdió el conocimiento producto del accionar de la gendarmería. Otro de los que recibió golpes, fue Leopoldo Moureau, el diputado de origen radical. Circuló un audio donde se consignaba que el hombre de Unidad Ciudadana había recibido patadas cuando intentaba ingresar al recinto.

Por la tarde, en declaraciones a la prensa, aclaró que la gendarmería le pedía la “credencial de diputado”, pero sostuvo que por haber sumido su banca hace escasos días no contaba con la misma.

Al mismo tiempo, en medio de las protestas y las escenas de violencia que imperaron durante toda la jornada en el centro de la ciudad de Buenos Aires, el fotógrafo de Página12, Pablo Piovano recibió 10 balazos de goma, mientras estaba realizando su trabajo.

Una de las imágenes más estremecedoras fue la de la diputada nacional Mayra Mendoza. La militante de La Cámpora de la localidad de Quilmes, sufrió la agresión de un agente de la PFA, cuando le aplicaron gas pimienta directamente en el rostro.

Luego circuló en redes un video donde la diputada Myriam Bregman asistió a Mendoza arrojándole leche en la cara, en un bar en las zonas aledañas al Congreso de la Nación, que durante la jornada, fue el escenario de una verdadera batalla campal entre las fuerzas federales de seguridad, y los manifestantes que agredían con palos y piedras.