Bezaso contra el procesamiento a la joven detenida por besar a su esposa en el subte

Shares

El pasado 2 de octubre, Mariana Gómez fue detenida cuando se besaba con su esposa Rocío Giraten la estación de subte del barrio de Constitución. Ahora, la jueza María Fontnona de Pombodecidió procesarla por resistencia a la autoridad y lesiones.

Gómez había denunciado las agresiones recibidas por oficial de la Policía de la Ciudad, Jonatan Rojo, quien finalmente la llevó detenida, después de increparle estar fumando en un lugar prohibido. Desde el inicio, Gómez y Girat denunciaron que fue un caso de lesbofobia.

En diálogo con la agencia de noticias Presentes, Lisandro Teszkiewicz, abogado de Gómez, explicó: “La jueza ignoró buena parte de la parte de la prueba: ofrecimos el testimonio de Rocío, la esposa de Maiana y algunas filmaciones y no les dio importancia. Sólo se basó en el testimonio de los dos policías y del empelado de Metrovías y enfocan todo el hecho en que fue por fumar en un lugar prohibido y que la resistencia a la autoridad fue consecuencia de tratar de impedir eso”.

Por su parte, Mariana dijo a Presentes: “Es arbitrario y no tiene sustento en lo hechos. Estoy indignada porque me quieren echar la culpa de las agresiones. Hay una mirada lesbofóbica”.

El principal argumento de la defensa es el propio testimonio el policía que afirma que es habitual que la gente fume en ese lugar y por eso se les pide que apaguen el cigarrillo. “Mariana no quiso apagar el cigarrillo y quiso irse a fumar a otra parte, pero el policía lo impidió, y ahí la acusa de resistirse. Entendemos que hay un trato discriminatorio porque con Mariana actúa diferente que con el resto de las personas y es porque Mariana y Rocío se estaban besando”, sentenció Teszkiewicz.